GORDOS ABAJO DE LA CAMA


El titular de la CGT, Hugo Moyano, cuestionó hoy a los dirigentes gremiales que criticaron su estilo de conducción dentro de la central obrera, a quienes acusó de ser "oportunistas" y de haber llevado a los trabajadores al "desastre" durante la década del `90 y con la crisis del 2001.

En declaraciones a radio America, Moyano respondió así a las críticas de los denominados `gordos` dentro de la central obrera, que ayer se reunieron en la sede de la Uocra y pidieron que el gobierno convoque al diálogo a todos los dirigentes y no sólo al titular de la CGT.

El camionero dijo que "hay oportunismo" en estos sectores que creen que "porque fue adversa la elección del 28 de junio pueden sacar partido de esto", y ratificó que cuenta con "amplia mayoría" para retener la conducción de la central obrera.

Asimismo defendió su gestión al frente de la CGT y dijo que seguirá apoyando "un proyecto que permitió a los trabajadores el crecimiento de su salario y el respeto a su dignidad, que hoy encabeza la presidenta Cristina Fernández de Kirchner".

Al retormar sus críticas contra el sector que integran Gerardo Martínez, Oscar Lescano y Armando Cavalieri entre otros-, Moyano dijo que "se terminó la etapa" de esos dirigentes que "llevaron a los trabadores al desastre durante la década del `90 y en el 2001".

Al ser consultado sobre las críticas de Barrionuevo, Moyano dijo que "me pregunto si tienen tanta credibilidad en la gente como para decir lo que dicen. Hay gente que no tiene escrupulos y son responsbales de situaciones lamentables en los trabajadoes, pero hablan como si vinieran de otro planeta. Son cara de piedra al máximo y hablan sin ponese colorados".

De modo irónico, dijo también que muchos compañeros le propusieron realizar un plebiscito entre los trabajadores de otros gremios para ver si prefieren a sus propios dirigentes o al titular de la CGT.

"En más de una oportunidad, se me acercan los mozos y me han pedido pasar a nuestro gremio, no sólo por los salarios sino por el respeto que imponemos a las patronales para que respeten la dignidad de nuestros trabajadores", sostuvo.

También acusó a estos sectores dentro de la CGT de "estar debajo de la cama" durante la dictadura militar y de apoyar a los "gobiernos neoliberales".

Fuente: El Argentino

Entradas populares