¿Y POR QUÉ HAY QUE DIALOGAR CON LOS AGROGARCAS?


Hoy se producirá el "esperado" re-encuentro entre los delincuentes de la mesa de enlace agrogarca y el gobierno nacional.
Un despropósito.
¿Qué hay que dialogar con esos delincuentes? Las cosas están claras, muchachos. De un lado está el Estado Nacional, obligado a pensar en el conjunto del país, buscando el bendito "consenso" tan demandado por el gorilaje. Del otro estos bandoleros rentistas, cagadores de peones, apropiadores de renta, millonarios evasores, patronal sectorial a la que el bienestar del conunto del pueblo le importa tres reverendos carajos.
Esta es la ecuación. Lo demás es verso para la gilada cándida que se atraganta con Clarín y los garquitas indignados que se intoxican con La Nación.
Por lo demás, hablando en plata, los terroristas de la mesa de enlace no han hecho otra cosa que insultar al gobierno, al diálogo y a la democracia con sus frases de capangas "látigo en mano", clásicas de su historia (y ajenas a su historia, en el caso de la desclasada y desnaturalizada FAA de Buzzi y De Angeli) y sus guapeadas "finoli" para el público selecto de Recoleta/Barrio Norte.
¿Qué hay que consultar con este cáncer? ¿Qué hay que dialogar con estos ladrones que se niegan a tributar al Estado lo que les corresponde?
Aquí hay un tema de conceptos: el Estado peronista cree en la intervención del mismo en la economía y las relaciones sociales. Los agrogarcas rechazarán cualquier medida estatal por su mismo origen. Como buenos liberales, desean "autorregularse", sin interferencia alguna del Estado. O sea, poder robar sin miedo ni molestias.
Sobre esta base, no hay acuerdo posible.

Desde aquí, se impulsa el siguiente acuerdo con la gremial de patroncitos camperos:
NADA. NINGÚN ARREGLO, NINGÚN CONSENSO. LOS GARCAS, A OBEDECER LA LEY.
Y si no obedecen, hacer tronar el escarmiento y ya que tanto lloran de gusto, que la sientan de verdad, bien adentro. Con la ley alcanza y sobra.
MP

Entradas populares