PROSELITISMO PATRONAL


Recién. 
Fiambrería grande en ciudad del Conurbano. Varios empleados, mucha gente y muy buenos precios. En la espera, noté que el dueño (detrás de la cajera, siempre) estaba hablando más alto de lo normal. No había estado prestando atención, pero cuando comencé a escuchar, vi que el hombre (gordo, con anteojos, alto) estaba hablando de política. Les estaba diciendo a sus empleados que debían votar a Macri. Los pibes que despachaban se hacían los boludos. Hablaban con los clientes. El tipo seguía y cuando la cajera objetó algo (no escuché porque lo dijo en voz baja) el hombre subió aún más su voz.
"Pero decime, qué puede pasar con Macri que no esté pasando ya ahora?" gritó el gordo. "El dólar está a 15. O vos conseguís dólares a 10?" le espetó con actitud furiosa a la cajera. La chica retrocedió, obviamente. "No" respondió, dándole la razón.
Estaba esperando que me atendieran. No me pude quedar callado.
Le dije al hombre
-Vos decís que el dólar está a 15?
Mi pregunta lo desconcertó, quizás porque no esperaba eso de un cliente.
-Y sí!
-O sea que vos le pagas la mercadería a tus proveedores con un dólar a 15?
Silencio
-Y...si!- me contestó.
-Ah, mirá vos. O sea que laburás a pérdida? Porque tus precios son muy buenos, no parecen tener un precio de costo tan caro.
-Lo que pasa es que yo compro cantidad- me respondió ya francamente agresivo.
-Eso no cambia que tus precios no parecen comprados a precios dólar blue.
-El quilombo ecónomico lo hizo este gobierno!- me gritó.
-Pero vos pagás a dólar oficial, no blue. No me parecés un tipo que pague a 15 el dólar.
Se pudrió.
-Vos que sos? Del gobierno?
-Vos trabajás para Macri?
-No
-Yo no soy del gobierno. Pero veo que vos le estás mandando fruta a tus empleados. No creo que ellos compren dólares con lo que vos les pagues.
-Bueno, andate!
-Lo que vos esperás es que gane Macri para poder echar a tus empleados barato y cuando quieras. Acordáte de eso cuando bajés la persiana.- Le dije ya medio sacado.
Me fui con las puteadas del gordo y las miradas de todos detrás.
Me acaba de ocurrir y así lo cuento.
Quizás ese gordo era próspero desde antes. No lo sé. No creo que nuestro gobierno deba cobrar una y otra vez los logros. Pero claramente estaba "esperando el cambio" con cierta impaciencia. Y estoy convencido de que no me equivoqué: esperan el despido fácil y barato. Empleados desprotegidos, flexibilización. 
Es un corte de clase. Y en eso entiendo al gordo.
Pero nunca entenderé a los trabajadores a los que "les da lo mismo" votar a Ajuste o Desarrollo. Porque no hay otra opción.
Y son sólo esas dos.
No son los dos iguales. No da lo mismo.
Pero hay gente a la que están convenciendo que se suicide.
MP 

Entradas populares